Saltar al contenido principal

RENACER.

Acompaña tu lectura. Dale play:

“El amor es la voluntad de extender el propio yo para favorecer el crecimiento espiritual de uno mismo o el de otra persona. El amor está en los gestos y conductas a través de los cuales se expresa. El amor es un acto de voluntad.” M. Scott Peck.

Hablo en primera persona de nosotros,

Queda claro que tú y yo somos lo mismo.

Respiro, existo en la magnificencia de la creación de vida que nadie comprende.

Me dejo llevar ante la causa y efecto

Hasta que paro y trato de entender qué significa todo esto.

Lucha interna al querer modificar el exterior

Lucho ante la impotencia de ser solo un observador.

Conductas aprendidas de mi infancia

Las fuertes, las dolorosas, las felices, las comprometedoras

Nada se está quieto, nada es mío, soltar es el requisito.

Me caigo y al sangrar, me reconstruyo

Como herida abierta que cierra

Mi cuerpo entiende

Mi mente, no tanto.

Me hinco ante las posibilidades de ser nada

Mente, cuerpo, alma

Quiero amar y ser amado

¿Existe el alma?

¿Y si todo es un plan del ser humano para no sentirse tan desdichado?

Este plano me recuerda que todo es efímero

Uso el tiempo

Pero ese espacio es limitado

Pero en realidad no existe

Pero, pero, pero.

Te mueres.

No hay más segundos ni minutos en el reloj

Se acabó

Juego de mal gusto

Sin explicación.

Sin nada en el que sostenerme

Manejada por el dinero

Un imaginario colectivo

Para que no piense en vivir

Solo en sobrevivir sin destino.

Mientras el ser humano autodestructivo

Al no poderse matar a él mismo

Mata a otros.

Con acciones, con palabras, con comportamientos dañinos.

Te quiero matar porque quiero ver que te hace estar vivo.

Vitalidad es la fuerza potente

La luz

Mi instinto

Lo que hace que me enamore en este oscuro abismo.

¿Cuántas veces he dicho me quiero morir?

Terminar el sufrimiento que se acaba solo así.

Desciendo al infierno

Al sentirme sola

Cuando mi exterior e interior me controlan

Cuando mis emociones se desbordan

Cuando dejo que otros me lastimen

Cuando me sangro a mi misma

Cuando no hay balance

Cuando la paz no reina

Cuando dejo que mis pensamientos y mis traumas

Dominen mi cuerpo.

No controlo nada

Y bajo para encontrarme con el diablo cara a cara

Ese diablo que soy yo

Yin yang

Dualidad

Luz oscuridad

Femenino masculino

Polos opuestos que dictan mi destino.

Lloro, por mi, por ti, por todos

Y vuelvo a ser niña

Esa indefensa que pide cuidados

Que no puede sola

Que no entiende nada

Que necesita un abrazo

Que muere por una mirada

Que me ayude a salir de este letargo.

Lloro y el diablo no tiene nada que darme

Susurra “aprendizaje”.

Ante las cenizas

Volteo y veo mi cadáver abierto

Buitres se acercan a morderlo

Las llamas me consumen

Me hago pequeña ante lo incierto.

Recuerdo mis experiencias, los sueños, mis anhelos

Nada importa

Me siento sin fuerzas

¡Sálvame!

Suplico al aire.

Muevo mi densidad y siento

Como el Tao cubre mi cuerpo

Ese espacio vacío

Las estrellas me recuerdan que somos lo mismo.

Me fundo ante todo

Fluyo

Me contengo

Resisto

Comprendo

Vuelvo a caer

Sangro

Lloro

Suplico de nuevo

¡Sálvame!

Me acuesto en posición fetal

Trato de regresar a ese momento en el que fui creada

Útero de mi madre

Esos meses de contención amorosa que ahora no poseo

Me retuerzo al abrazar mi estómago

Recuerdo ese sentimiento

En el que mi ser se creaba ante ese milagro

Y renazco

Repito un mantra

“Me deshago de conductas destructivas aprendidas”

Puedo ver la luz en mi plexo solar

Ese grupo de nervios en mi abdomen

Su función es enviar mensajes a mi cerebro

Mensajes de dolor que se envían desde el páncreas.

Todo conectado en mi cuerpo

Ese sistema central que me defiende, se enferma, instintivamente se ama

Si yo lo decreto.

Moribunda

Con espuma en la boca

Es día de resurrección.

Logro ponerme en pie

No me sostengo sola

Ser individual para crear colectivo

Tengo la mano de varios amigos.

Me ayudan a levantarme

Han escuchado mis gritos

Me vulnero al pedir ayuda

Todos estamos en la misma lucha.

Escucho música, leo, escribo, observo.

Entiendo lo que otros dejan en su mensaje al transitar

El aprendizaje de voz en voz

Esas almas incluso que ya no están

Dejaron instrucciones claras de cómo enfrentar el descender

Para resurgir de nuevo.

Amor propio, ¿qué es eso?

Esencia única

La fuerza motora

Esa energía que se transforma

La siento al cerrar mis ojos

Al hacer el amor

Ante un abrazo

Palabras sensibles

Cuando lloro de felicidad

Veo la naturaleza

O a un ser amado

Cuando pido al universo un momento de felicidad eterno anhelado.

Entiendo que mi luz es igual que la tuya

Que todos somos exactamente lo mismo

Que todo es mental

Que luchamos ante un constructo social

Que debe empezar a desmoronarse

Al desapegarnos de todo lo aprendido

Para ser nosotros mismos.

Como una bomba

Empiezo a desconectar los cables de mi cerebro

Para volverlos a conectar

Con cuidado

Me equivoco, exploto y vuelvo a empezar

Y conecto

Me desconecto

Y vuelvo a empezar

Regreso al útero para renacer las veces que sean necesarias

Como ave fénix.

La muerte en vida existe

Lo dicen todas las culturas

Las religiones

Nuestros antepasados;

El sol saldrá después de la luna

La rueda de la fortuna

A veces estás arriba

A veces abajo

Mantener la calma

La serenidad

Ante la felicidad y el sufrimiento por igual.

El equilibrio que nos mantiene a flote

A lo mejor si todos encontramos esa luz

Podemos ser compasivos

Tomar la mano del que está en el infierno

Y ayudarlo a renacer.

Despierto

La luz del sol me deja ciega unos segundos.

Es hora de usar lo aprendido

Tomo fuerzas

Agradezco

Suelto

Me libero

Tengo paz

Con mi deseo profundo en las entrañas

De ser plena

Aunque las cosas no salgan a mi manera.

Nada es para siempre

Ni mi propio yo.

¿O sí?

Ser número ocho

Infinito

En la conexión con todo ser vivo para encontrar lo que nos angustia

La separatidad del todo

Ese nirvana

El placer de no sufrir

Que a veces podemos sentirlo.

Ser Diosa que significa amor

Creadora de mi mente

Controladora de mi ser.

Siento tu abrazo, que es el mío

Mis nervios cerebrales conectan con los tuyos

Y nos amamos

Nos fundimos

Cuando llega el sol

Después de la igual importante luna

Encontramos el control de nuestro propio centro

Nos amamos en equilibrio

Para el renacer del humano compasivo sensible creativo.

 

Yo lo decreto.

 

 

TWITTER: @marcelecuona 

INSTAGRAM: marce_lecuona 


¡Sin comentarios aún!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *