Saltar al contenido principal

ÁRBOL DE LA VIDA.

Acompaña tu lectura. Dale play:

“Para entender todo, es necesario olvidarlo todo”.

-Buda-

 

Ellos son la mejor historia jamás contada.

¿Realidad o magia?

 

Narcisistas de corazón

Humanistas por convicción

Amorosos en constante evolución.

 

Al nacer homo sapiens hace trescientos o cuatrocientos mil años

Y verse desamparados

Se hicieron mito junto con las rocas, el cielo, las estrellas, los animales.

 

Sus antepasados eran animistas

Sin miedo al anonimato

Sin ego quebrado

Algunas figuras de caza

Manos rojas en cuevas

Señal que estuvieron con ellos

Como un abrazo a la distancia de hermanos.

 

El mismo rostro que descubrió el fuego

Ahora juega con un teléfono

Tienen miedo a la incertidumbre

Pues así fueron diseñados

Instintivamente planeados

Para no morir devorados por un animal en el campo.

 

Mal funcionamiento del sistema

Un día la revolución cognitiva

Se dieron cuenta que existían

Su cerebro les dijo que estaban con vida

La mayor bendición y su cruz maldita.

 

¿Por qué? ¿A qué vine? ¿Cuál es mi misión?

 

Con ella; la revolución agrícola y las religiones opresivas.

Como buena bestia

Aquí reina el que con mayor fuerza aprieta

Pero estos seres tienen dones sobrenaturales

Juegan con el tiempo en su cabeza.

Nostalgia del pasado, el futuro esperanzado

Y el importante presente ignorado

Compasión y maldad

Yin y yang

Dios y Satán

Luz y Oscuridad

Dualidad y la No Dualidad.

 

Domesticaron y mataron animales a su antojo

Esclavizaron a todos

En nombre del faraón

O de cualquier Dios

Todo para que unos cuantos pudieran saborear

En pasiva animación

La pura dulce venenosa ególatra satisfacción.

 

El árbol de vida da un fruto rojo

Se escribe en tinta morada a la fémina ejemplo de peligrosa tentación

“El conocimiento está prohibido, no comas la manzana”

El único momento de la Biblia donde un animal también está representado

La mujer y serpiente aliados

Para joder al pobre hombre desarmado.

 

Ella se volvió sumisa

El animal sirve solo de tributo al homo sapiens y al Dios inventado.

Se acabaron los animistas, los politeístas

Llegó el señor patrón de la energía masculina.

 

El árbol no deja de dar manzanas ilícitas de sabiduría

Pero esta vez

Cae en la cabeza

De un hombre blanco europeo estudiado.

 

Hasta la ley de la gravitación universal, la luz, la óptica y el cálculo infinitesimal tienen selección natural desarrollado.

 

¡Oh sí! En este cuento el racismo y el nacionalismo

Juegan el papel más importante

¿Qué es eso?

Una cosa más que se inventaron;

El único ser vivo que habla de cosas que no existen.

Se ayudan entre ellos

Crean fantasías; su realidad está plagada de ficción

Desde el dinero hasta la religión

Un imaginario para descubrir su “yo”

El único ser vivo que usa la palabra amor sin demostrarlo

El único ser vivo que se siente superior.

 

Hola a la ciencia

¿Adiós a la religión?

No tan rápido

El ser humano es el mejor narrador.

Así crean colectivos

Ese es su poder máximo sobre las demás especies

Sobre todos los seres

Se repiten entre ellos

Yo soy Dios.

 

Y con eso; el humanismo.

 

Los humanos valen más que cualquier cosa

Cada uno tiene su precio

A costa del dolor ajeno.

Los animales bajan de categoría

Para ser fieles comestibles

Asesinatos masivos en el mar

Mamíferos, reptiles y aves con demostrada conciencia

Sin poderse mover mientras les quitan sus derechos

En un cubo con jaulas y pisos de cemento.

 

“¿Quién necesita a las rocas, a los animales, el agua, un Dios (o varios) si yo soy el creador?

Consumismo, capitalismo, explotación.

No importa nada  

Vida solo hay una

Solo quiero placer

Porque me muero y aquí termina todo.

Dinero, comida, sexo.

Todo desde el positivismo

El individualismo

El narcisista ególatra yo…”

 

Inventan la imprenta

Ahora se pueden globalizar las letras

Las leyes y las reglas.

 

Sí, el cuento mejor contado.

Revolución industrial

Marx se come la manzana y advierte a todos lo que va a pasar

Pero se le olvida que los capitalistas también saben leer

El dinero, ese papel insignificante

Es tan poderoso que la muerte no le sabe mal.

 

Y se entrelazan

Al no saber qué son

Ni para qué existen

Forman circuitos en el cerebro

Un encuentro bioquímico

Les dice

Que esto es un período fortuito

En este árbol de la vida

Sin rumbo y sin sentido.

 

No hay muestra que el alma exista

Pero sí la conciencia

La mente que todo lo alberga

Lo único que no han podido modificar

Es la vida eterna.

 

Hay algo en lo que están de acuerdo

En la que llegan a la misma deducción

Al escribir, escucharse, al tomar cualquier decisión

Todo cambia, vive, muere

Todo está en constante transformación  

No importa raza, religión, género, sexo, clase social.

Ciclo lunar, menstruación, nueve meses de gestación.

Renacer, Medusa Manifiesto, Árbol de la vida en un solo guion.

 

Yo, tú, ellos.

Primera, segunda, tercera.

 

Porque lo ven

Espectadores de su propia película

Narrada por su propia especie

Son las complejas y triviales coincidencias

Esas que ellos llaman infinito…

Segundos de eternidad.

 

Números, geometría, letras

Descifrar el misterio

El secreto mejor guardado

Nuestros protagonistas pasan cada minuto

En la ansiedad del ¿Quién soy?

 

No pueden mostrar emoción

Se toman una pastilla para dormir su propia invención

Son extras y si lo deciden

Reyes de su obra creada con la mejor producción.

 

Le rezan al universo

A sus muertos

Sus recuerdos

Se creen únicos en esta virtual innovación.

 

El árbol se seca ante el calentamiento global

Las ramas que se mueven con el viento

Desatan polvo estelar

Pocos frutos herméticos

Deciden germinar.

 

Eva grita; ¡Cómetela!

Newton la hace volar.

Jesús, Buda, Martin Luther King

Todo ser de la historia sin nombre

Todo ser vivo, roca, animales, Dioses

Los campesinos, los obreros, los pobres

A los que nunca se les escucha la voz

Gritan: “¡Cómetela!”

Y la serpiente se enrolla dorada en su piel maya

Las pirámides salen de sus puntos cardinales

Inicia y se desarrolla la magia.

 

Cométela.

 

Pequeños insignificantes en un cosmos que se expande

El camino de espiritualidad es la constante

Vivir en paz con lo que hay

¿Qué otro mayor aprendizaje que no saber nada?

¿Qué mayor gozo que disfrutar un rayo de sol?

A estos seres se les pide lo más bello, vivir para después dejarlo.

Soltarlo.

 

Madre, te amo.

Padre, te amo.

Hermanos, los amo.

Amigas, las amo.

Seres humanos, les amo.

Animales, les amo.

Tierra, te amo.

 

Yo, mi ego, mi esencia, mi conciencia

Te amo.

Me acuesto, cierro los ojos y recuerdo quién soy

Me abrazo

Y al hacerlo

Contemplo a mis padres acostados

En besos acalorados

Lloro al vislumbrar tanto amor

Amor en la creación.

De mis padres

Nacen mis abuelos

Y los padres de ellos

Y los padres de aquellos

Hasta los primeros

Mis verdaderos ancestros.

Lluvia cae en el pasto

Y lo hace crecer

El sol penetra en la tierra

Y la hace fértil

Sexo y amor en cada ser vivo y no vivo

Todo cae, penetra, nace y muere

Las flores abren y reverdecen

Estamos ahora

Respira y drógate con la fragancia de oxígeno  

En el que inhalas y exhalas

Y se abre tu plexo solar

En tu corto y largo lapso de estar

Sí somos Dios

Y a la vez

Diosas

Fieles servidores de nuestra imaginación.

Se nutre la mente

Y se muere para renacer en el esplendor de aniquilación ante la razón.

 

Hola Diosa, hola Dios.

Hola animales

Hola rocas

Hola Sol

Hola Luna

Hola luces

El segundero va hacia atrás.

El tiempo no existe

Y veo el cosmos crearse

Estrellas fugaces

Puntos flotantes en cielo oscuro

Que da miedo

Que me dejo llevar

Todo a gran velocidad

Vibrar

Ritmo

Abajo

Arriba

Piano

Música

Un café

Un cigarro

Una mirada de tu rostro

Una sonrisa

Un abrazo

Un llanto desesperado

El dolor

La tristeza

El amor

Algo nuevo que aprendí hoy

Yo de niña

Yo de adolescente

Yo ahora

Todo negro

Un punto blanco

Y el big bang.

 

 

Ellos son la mejor historia jamás contada.

¿Realidad o magia?

 

TWITTER: @marcelecuona 

INSTAGRAM: marce_lecuona 

 

 


¡Sin comentarios aún!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *